El (mal)sueño americano

Tengo dos hijos que estudian en los EEUU, mi hija mediana en Portland y mi hijo pequeño en Northern Arizona University en Flagstaff. Dos mundos distintos en el mismo país. Intento visitarlos alguna vez al año. La verdad es que esta vez, la primera después de las eleciones,  da para pensar. La victoria de Trump obviamente supone un cambio paradigmático en la sociedad estadounidense y en su subconsciente colectivo. El hecho que un payaso puede ganar las presidenciales a base de noticias falsas en las redes sociales no es un hecho trivial.

La victoria de Trump no es coyuntural o una consecuencia de políticas recientes. Se trata de algo mas profundo, es un malestar que ha estado extendiendose al largo del país durante décadas: El sueño americano no era lo que prometía ser. El resultado del  “American Way” es una sociedad que decepciona a sus defensores y  las señales de  decadencia abundan. Tal vez no en el sentido economico, pero en lo humano. Evidentemente Trump supo conectar con este malestar, el problema es que su análisis y sus políticas solo van a empeorar la situación. Los EEUU necesita mas sector publico y mas “sociedad”, Obama acertó con Obamacare pero la vieja mantra de menos impuestos es lo que gana eleciones.

Aparte de la eterna lucha entre soluciones publicas vs privadas creo que hay tres grandes mecanismos, o “insights” que juntos han creado el malestar tan profundo en la sociedad amerciana. “Insight” es una palabra que no existe en el castellano, seria algo como “entendimiento profundo”,  “visión”,   tal vez “perspicacia” o  “clarividencia”.

La primera clarividencia que se esta consolidándo es que la idea de “free choice” sin restricciones no nos llevará a la felicidad. El sistema capitalista en su version mas neoliberal esta basado en la libre elección ilimitada y la libre competencia. Es la esencia del capitalismo. En la teoría funciona bien, pero solo cuando el consumidor tiene información perfecta sobre las consecuencias de sus eleciones. El problema es que los consumidores normales no sabemos lo mejor para nosotros en el largo plazo. Un ejemplo. La filosofía de “free choice” y la libre competencia es la que ha creado la sobreoferta de restaurantes de comida basura a precios muy bajos.  A muchos consumidores les gusta demasiado las hamburguesas grasientas y los postres hipercalóricos y comen demasiado. En el largo plazo su libre elección de comida basura les crean obesidad y mala salud y el resultado final es muerte prematura y infelicidad total.  Lo mismo pasa con todas las libres elecciones donde haya un conflicto entre la utilidad en el corto y el largo plazo. El consumidor con poca información tiende a elegir lo mas confortable en el corto plazo.

El segundo “entendimiento profundo” es que el modelo urbanístico basado en el coche en insostenible. En el núcleo del “sueño americano” y el “American Way” esta el coche. Las ciudades norteamericanas están construidas para el coche. En todo el midwest, Texas, Arizona, Colorado etc, las grandes ciudades carecen prácticamente de transporte publico. Además, es prácticamente imposible ir en bici o caminar, eso solo hacen los “homeless”. Ciudades como Phoenix o Houston son enormes desiertos de hormigón y asfalto, de autopistas, moteles, parques comerciales y es imposible moverse por la ciudad sin coche. Ese modelo de ciudad obviamente afecta las relaciones entre las personas, hace crecer la segregación y se minimiza los encuentros espontáneos entre personas. Al final pasas 20% de tu vida dentro de tu coche. Lo grave es que no se puede cambiar ese modelo urbanístico tan maluco, es prácticamente imposible y tal vez esa noción es lo que asusta. Debe ser devastador haberse metido por un callejón sin salida y sin posibilidad de retroceder.

La tercera visión tiene que ver con el modelo de “New Public Management”.  En los años cincuenta los Estados Unidos tenia un gran sector publico, con sistemas de sanidad y de educación que funcionaban muy bien. El neoliberalismo, lanzado por Milton Friedman y Friedrich Hayek en la década de los sesenta, argumentó que un gran sector publico restringe  la libertad del ser humano.  El neoliberalismo fue una maravilla para politicos avispados ya que era mas facil ganar eleciones con la promesa de bajar impuestos.  Y así fue. Los Estados Unidos bajaron los impuestos pero también empezaron a desmantelar el sector publico hasta un mínimo. Tal vez el efecto mas dañino ha sido en la educación y la sanidad. Los estadunidenses siempre han defendido la eficacia de su sistema de salud privada. Pero, en una comparativa internacional el resultado es devastador y ese entendimiento empieza a extenderse. Según estadísticas de OCDE los EEUU gastan 17,6% de su PIB en salud. Suecia gasta 9% de su PIB. Y aun así, hay 15 % de los gringos no están asegurados. Pero mas importante, la diferencia en salud de la población es abismal, si cogemos la esperanza de vida de hombres como punto de comparación: Los hombres suecos viven hasta los 82 años en promedio, los hombres gringos hasta los 76.9 años, y esta retrocediendo. El nivel de salud y esperanza de vida en los EE.UU esta por debajo de países como Chile y Costa Rica. No hace falta ser un Premio Nobel para entender que hay algo que falla. Obamacare era un intento de arreglar el problema, pero otra vez, ganó la apuesta de bajar los impuestos.

La conclusion es que los EEUU ya no es un modelo de seguir,  y el gringo de la calle empieza a entenderlo también. Y es palpable, es como si se han cansado de ser clientes siempre. Si no tienes dinero no tienes derecho a absolutamente nada y aun trabajando es cada vez mas difícil de tener una vida mas allá de pura supervivencia.

Será muy interesante seguir la reacción politica contra Trump y sus politicas anticuadas. Quien va a liderar la oposición? Surgirá una figura dentro de la politicia similar a Bernie Sanders? O será una persona fuera de la politica?  Yo intuyo que será alguien del mundo empresarial, alguien como Steve Ballmer o incluso Bill Gates. Gente que han triunfado con sus empresas y que todavia son relativamente jovenes y con una agenda relativamente progre y pro-gobierno.

Otras reflexiones que tiene que ver con Phoenix:

Aproximadamente 100 km al norte de Phoenix , en el I-17 camino a Flagstaff, esta Arcosanti.  Una especie de experimento sociologico sobre nuevas formas urbanas de vivir, mas compactas y ecologicas. Seguro que puede ser interesante para Phoenix, pero para cualquier europeo acostumbrado a la vida ecológica y compacta parece mas bien una de estas visiones futuristas de los años setenta. Los USA esta perdiendo su peso como referente.

Otros 50 km mas al norte esta Sedona, el meca de los “New Age”. Aqui se puede aprender todo sobre los cristales, telepatia, espiritismo y otras tonterias. Derren Broen hizo un documental hace unos años que desenmascara los chantajistas de Sedona. Derren Brown – Messiah

La conclusion es que muchas de esta movidas alternativas que han surgido del Midwest son una reaccion contra el estilo de vida antihumano del mismo Midwest, y realmente no tienen mucha significancia fuera de alli. Solo sobreviven gracias al valor que muchos latinos y españoles dan a todo lo que viene de USA.

Phoenix, Arizona. 22 de abril de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s